Otro plato para deleitar nuestro paladar estos días, un entrante para cuando queramos quedar mas que bien.

INGREDIENTES:
Unas huevas de bacalao de unos 300 grs.
Unos langostinos.
Ensalada, ajos.
AOVE.
Vinagre de Módena.

Cocemos la hueva congelada metida en una bolsa de plástico para que no se nos revienten.

El resultado, esta hermosa hueva lista para ser cortada y aliñar al gusto, en este caso os explico como la hemos disfrutado.
 
  
     La hemos cortado en rodajas, hemos cocido unos langostinos, los hemos pelado y fileteado, lo colocamos sobre las huevas acompañandola con una ensalada que hemos vertido un aceite de oliva virgen extra con ajos laminados y crujientes.
      Decoramos con el vinagre de Módena, que a la vez da ese toque tan especial.
Anuncios