Al típico Wellington, le hemos dado otro toque mas sano sustituyendo el cerdo por el pavo.
INGREDIENTES:
1 Solomillo de pavo.Foto
Masa quebrada.
Bacón.
Champiñones.
Queso el lonchas.
Queso Roquefort.
Sal y pimienta.
1 huevo.
Doramos el solomillo de pavo, salpimentado en un sarten con aceite de oliva virgen extra.
 Sobre la masa, ponemos las lonchas de bacón, los champiñones laminados, las lonchas de queso y trocitos repartidos de roquefort. Ponemos la carne bien dorada por fuera sobre el relleno, liamos la masa, decoramos y pintamos con ayuda de una brocha de cocina con el huevo batido.
Al horno a 180º y retiramos cuando esté dorado.
Cortamos en rodajas gruesas servimos con la guarnición que mas nos guste.

Anuncios