Llega la Cuaresma y en casa nos reclaman las Torrijas, pues mano a la obra y vamos por la primera tirada de la temporada, cada uno le damos su punto pero la base de este postre siempre es la misma vamos por los
INGREDIENTES:

  • Una barra de pan, especial para torrijas.
    Vino, oloroso y fino.
  • Huevos.
  • Aceite de girasol.
  • Miel.
    Azúcar.
    2 vainas de vainilla.
    Anís seco.

Las rebanadas antes de pasar al almíbar.
Hacemos una mezcla entre el fino, el oloroso y un poco de agua para rebajar el vino, empapamos las rebanadas de pan, pasamos por el huevo batido,freímos en abundante    aceite y bien caliente para que se queden por dentro jugosas y doradas por fuera. Las vamos pasando a una bandeja sobre papel absorbente para retirar el sobrante de aceite.
Mientras vamos haciendo un almíbar añadiendo 3/4 litro de agua, 200 gramos de miel de flores o bien de caña, azúcar, un chorrito de anís seco y la vainilla. Dejar hervir hasta que cojamos el punto del almíbar.
Repartir las torrijas a dos de altura en un recipiente y añadir el almíbar resultante.
Dejar reposar unas horas en la nevera, reservar algo de almíbar por si se quedan secas.
Servir al gusto, bien espolvoreando, azúcar y canela o bien tal como están.

Anuncios