Seguimos con la jornada del Choco, ya que tenemos la picadora instalada, seguimos investigando con este tan nuestro cefalópodo.

A que joven no le gusta los “nuggest”, mejor elaborado con un producto sano, natural y libre de grasa.

Featured image  Con el cuerpo de un choco muy picado, lo rehogamos en un sarten, añadimos dos cucharadas de harina, dos huevos, sal pimienta, un poco de nuez moscada y leche hasta conseguir una bechamel fina.

Con la ayuda de un molde con forma de pescado, pasamos por harina, huevo y pan rallado, freímos en abundante aceite y listo para que los niños disfruten con este plato tan divertido y sabroso.

Anuncios