Este es uno de los platos mas populares de Alemania, le hemos dado un  toque personal, pero en el fondo, el resultado ha sido excepcional, solo ha quedado los huesos bien limpios.

     Para 4 personas nuestro carnicero amigo “Juanmi”, de Carnicería Pepe la Dominga, nos ha cortado dos hermosos codillo de cerdo blanco.

   En la olla a presión le hemos dado una hora solo con agua, una hojas de laurel una cabeza de ajos y unos granos de pimienta negra.

   La guarnición ha sido la típica col, que en este caso no la hemos fermentado, ahí es donde le hemos dado el toque personal. Hemos caramelizado una cebolla con ajos laminados, una vez dorada la cebolla, añadimos la col cortada en juliana, ponemos un poco de agua y la dejamos cocer salpimentando a la vez.

  El otro toque personal es dorar unos minutos la carne en el horno a alta temperatura, rociando con vino dulce.

codillo

 

Ponemos una base de nuestro falso “Crutcrut” , troceamos el codillo y servimos.

Anuncios