Etiquetas

 Dentro de la rica gastronomía ibérica, Castilla y sus ciudades,  son la cuna del asado, Segovia, como no, el cochinillo, pues hasta aquí no hemos encajado para comprobarlo. Sin reserva, imposible llegar y pegar en Cándido.

 

Pues a buscar otro de tantos establecimientos que nos invitan a disfrutar “del buen yantar”.

 

 

 

En la Plazuela de San Martín y en el Restaurante del mismo nombre, pusimos pié para ver si era lo que nos ofrecen.

 

 

 

De primero, como perdonar, unos Judiones  de la Granja con su chorizo, su manita, su oreja y su morcilla, del 10 y medio. 

 

 

Llegó el plato estrella Castellano, su cochinillo, el Crianza que nos recomiendan, acertado, de lujo, mereció la pena

 

 

Anuncios